jueves, 14 de octubre de 2010

Corazón Deshecho de papel escrito.

   Corazón deshecho de papel escrito.

Sus únicas compañeras de por vida: las lágrimas, volvían a brotar de sus ojos, para recordarle que su realidad era muy diferente a sus anhelos. Solo en ese cuarto, con la tragedia de su existencia clavándose en su pecho, se levantó, desayunó y fue a su casa; con el único objetivo de guardar la nota junto a otras veinte, con la misma letra, de la misma persona, que decían lo mismo; sabiendo que nunca se cumplirán.
--------------------------------------------------------------------------------------------
_Solo confía en mí
_ ¿Cómo?
_Espérame  aquí ya vuelvo…

Esas fueron las palabras  que siempre  recordará, justo en la línea del tiempo, en que su vida giraba entorno a él.
_¿En que estás pensando Gari?
Su desolada mirada fue suficiente, para comprender que aunque pasaron cinco años, la herida se reabría nuevamente.
_ ¿Puede ser que decidiste ir a verlo?
Tras la pregunta de respuesta obvia, sus lágrimas  comenzaban a caer enrojeciendo sus pupilas y mojando su camiseta con saladas gotas de amargura.
_Lo tomaré como un si, pues… te deseo suerte.
   En la estación de ómnibus, mientras su conciencia solo divagaba en el tiempo que pasaba, sin tener en cuenta su alrededor. Cuando divisó la figura conocida, su corazón, como rehecho en cinta de papel, volvió a romperse en mil pedazos  por la fría amargura de su situación. Pero para conservar, solo un breve y poco significativo concepto de orgullo, que le quedaba, congelo sus lágrimas en sus ojos, para no llorar, ni mostrar debilidad.
---------------------------------------------------------------------------------------

Cuando bajó del ómnibus, esos sentimientos guardados durante tanto tiempo ya no podían disimularse en su rostro, esa alegría abandonada se reencontraba con su amo al ver nuevamente a su amado Gari.
La hermosura de toda  la belleza existente, en su mundo, estaba adjuntada en una sola persona; su porte, su cuerpo, sus labios…
Sin embargo, por ese mismo motivo se había alejado de él…tentadora hermosura que lo llevaba a perderse en un enfermo delirio, pero del cual, era víctima y culpable.
  Una vez que el muchacho lo divisó hizo seña con su mano, pero al notar que no reaccionaba se acercó hasta él. Parando en seco, vio a su amado con la cabeza gacha  sin emitir sonido alguno, rehusándose a mirarlo.
_ ¿Que, no vas a saludarme?, hace años que no nos vemos.
-------------------------------------------------------------------------------------------

Un frustrado de cabeza gacha, solo se aseguraba que los largos mechones de su desparejo flequillo, le tapasen la cara,  para no admitir la derrota de su orgullo contra las  lágrimas, que derramaban la  angustia desbordante acumulada dentro de él.

--------------------------------------------------------------------------------------------

Al percatarse de que lloraba,  su alegría se disolvía hasta volverse  el punzante dolor que siempre llevaba en su pecho y que ahora, se intensificaba con dolorosos recuerdos. Fue así que tomó al muchacho entre sus brazos, abrazándolo hasta quedarse sin fuerzas y le susurró al oído…”Vengo desde mi propio infierno, para estar con mi ángel, vengo a ser consolado no a consolar, eres mi paraíso, por favor no llores que destruyes lo poco que me queda de felicidad”…

-------------------------------------------------------------------------------------------
De pronto y sin previo aviso, sintió  unos labios que ardientes presionaban los suyos, más su cuerpo no tardo en responder. Se perdía envuelto en su respiración, era el calor embriagador de su contacto el que lo sedaba, dejándolo sin poder sobre su propio cuerpo.
Con ojos llorosos y voz quebradiza, solo pudo decir
_S...s...si.
_Vamos, te levaré a un lugar muy especial.
----------------------------------------------------------------------------------------

Un auto estacionado frente a un lujoso hotel, un hombre y un muchacho que  bajan del mismo auto, entran al hotel…
----------------------------------------------------------------------------------------

La habitación era muy lujosa, todas las combinaciones de colores del lugar variaban entre naranja claro y el blanco de la pared, pisos de diseño cuadriculados y  una cama de dos plazas que resaltaba por su tono azul francia, cubrecama de seda y una almohada que hacia juego pon el color de la pared.
_Estuviste todo el trayecto callado, ¿Qué te sucede?

Con todo su dolor encima, Gari solo acortó la distancia en un abrazo, para refugiar sus lágrimas una vez más en su pecho.
_No, no, ¡NO! …¡Te dije que no llores…_dijo sintiendo el pecho  nuevamente mojarse, con calidas lagrimas de dolor. Fue en ese maldito momento, que se descontroló. Desesperado por calmar su dolor, bruscamente agarró a Gari por la cintura apretándolo contra si mismo, sus labios reclamaron la carne  de su amado Gari, besándolo con locura y desesperación, su lengua se abría paso entre los suaves y finos labios del muchacho. Mientras instintivamente,  poseído por sus propios deseos, la lengua del muchacho recibía gustosamente la de su amante. En un momento tan descontrolado, sus bocas jugaban entre ellas, gustosas de sentir saliva caliente caer por sus gargantas, una forma más  de sentirse uno con el otro.
Juego de cuerpos compactándose, delicioso delirio que los recorría.
La camisa de Gari cedió a los tirones de su amante que  la sacaba con apuro.
Comenzó a besar su cuello dando pequeñas mordidas, causadas por ascendente deseo carnal que lo endurecía cada vez más.
Luego su mano recorrió la tela de sus pantalones frotando un poco para calmar sus ansias. Una vez desabrochado su pantalón, continuó por el del muchacho mientras mordía su oreja y lamía su mejilla limpiando cualquier rastro  sabor salado que dejaron sus lágrimas. 
Sus manos hacían lo suyo acariciando cada trayecto de carne del muchacho, pasando por  sus glúteos  hasta detenerse en su miembro, erecto a más no poder , con sus dedos comenzó a acariciarlo en toda su extensión , subía y bajaba , de lento pasaba a más velocidad el movimiento, según ejercía más presión en la zona. A cada movimiento continuo, su excitación encontraba salida por medio de leves gemidos provenientes de la garganta de Gari, estos se incrementaban en volumen a medida que su amante aumentaba la velocidad.
_Aha,…ah….ah,… ¡ah!
Luego una de sus manos fue guiada a  la boca de Gari, quien comenzó a lamerla deteniéndose en ensalivar cada uno de los dedos.
Gari decidió levantar la mirada de las manos de su amante, para encontrarse con unos ojos, que daban la sensación de fundirse dentro de los suyos.
La excitación solo crecía más y más entre ellos como un caudal furioso que arrasa todo en su paso. Cuando su amante retiró los dedos humedecidos de la boca de Gari, su lasciva mirada le anticipaba una  acción que lo hizo girar, quedando de espaldas, su amante lo hizo colocarse de rodillas con  solo las caderas levantadas mientras el torso y cabeza de Gari seguían bien pegadas al colchón; su amante  le separa  las piernas dejando su entrada a completa disposición de los humedecidos dedos. Primero entró uno.
_Aha…_Gemía Gari mientras sentía el penetrar de su dedo, que de apoco fue moviéndose en círculos en su interior abriendo paso para el siguiente dedo.
Luego de penetrarlo con dos dedos, el tercero entro con mayor facilidad.
Gari sentía como su pene se hinchaba a tal punto de causarle dolor, y su amante lo apretaba sin dejarlo correrse.
_m…p…por…fa.vor…de..aha..dejam..me..cooo..rrerm…e._ dijo entre gemidos entrecortados.
_Aguanta un poco más._le respondió su amante mientras con su lengua  recorría toda su espalda, dejando un sendero húmedo con su lengua, que lo hacía estremecer bajo su boca. Bajo por el cuello hasta la espalda, y de la espalda llego hasta su entrada, para darle total atención. Comenzó por sacar lentamente los dedos provocando una sensación temblorosa en todo el cuerpo del muchacho.
Con su lengua recorrió sus muslos, mordisqueándolos un poco, y enrojeciendo cada sector en donde besaba con fuerza; continuó por los testículos, metiendo uno completo a su boca, el cual masajeo con su lengua, estremeciendo más y más el cuerpo de Gari que solo gemía…
_Mm…. ha..aha..
…a cada estimulación.
Con su mano seguía  presionando con fuerza para que no se corriera, y su lengua continuó el recorrido relamiendo su entrada una y otra vez hasta penetrarlo de a poco con su lengua, probándolo deliciosamente mientra Gari  estaba a punto de llegar al clímax.
_ahaa…..por..fa…voooo..rrr..de…jaa.haa…mm..ee
Su amante no contestó, solo acercó miembro a la entrada del muchacho, y lo penetro de golpe soltando toda presión ejercida en el pene del muchacho.
_¡AHA…AA..A…AAAAHA!_ gritó Gari en un gemido moviendo sus caderas, mientras sentía como su fluido se derramaba  caliente sobre la mano de su amante,  manchando las sabanas de la cama.
Su amante se encontraba inmóvil dentro del muchacho, solo llevó su mano cubierta de semen a su boca para saboréalo lujuriosamente, mientras comenzaba pequeños movimientos circulares con sus caderas.
_ahaa…haa….ahaa…_Gari sentía que su cuerpo se transformaba en una placa de impulsos eléctricos con cada movimiento del miembro en sus entrañas.
Él  comenzó con el vaivén, aumentando las velocidades hasta trasformarse en profundas envestidas, que cada vez iban más, y más fuertes.
_Maa….s, ahaaa, maas,  mm… ah  aa s_ decía Gari entrecortadamente, su amante agarrándolo  firmemente de las caderas lo sentó encima de él para profundizar más la penetreción.
_ ¡AHA…AHA  AHAAA!
Los dos cuerpos sudados se resbalaban en el vaivén de lujuria descontrolada, era como un juego de resistencia física, en el cual el placer, era el que reinaba la partida.
Con las embestidas sostenidas, Gari se vino varias veces, hasta que su amante lo separó un poco de él para acomodarlo en la cama boca arriba, penetrándolo nuevamente y continuando las arremetidas, cada vez más rápido y más fuerte. Los gemidos de Gari ya eran ahogados gritos entremezclados de placer y dolor. Su amante sostenía con una de sus manos el miembro de Gari masturbándolo para que volviera a endurecer, mientras él se venia dentro de él.
Gari decidió erguirse un poco hasta alcanzar los labios de su amante, atrapando su boca, saciándose en saliva y mordiendo su lengua a medida que sentía el calido semen de su amante dentro de él, como el miembro entraba y salía con más facilidad y como sus muslos temblaban del cansancio, que ya se hacía notar. Pero su amante, seguía ávido en sus vaivenes, mientras que Gari estaba al límite de sus fuerzas.
Con la Última embestida  Gari sentía su clímax llegar al mismo tiempo que su amante, eyacularon los dos hasta quedar exhaustos e inmóviles uno encima del otro.
Gari perdido en el aroma del sexo, solo podía tener en mente a su amante, no podía distraerse, ni pensar en nada que no fuera él, o que no lo implicara a él, era…solo él, y lo más triste para su situación, es que siempre había sido así, solo que su amante… al contrario, pensaba en las mil y un cosas por hacer, en todo, menos en Gari. O por lo menos eso pensaba.
Mientras tanto, su amante, veía la hora y sabía que debía volver… pero como se lo iba a decir a Gari… eso, no sabía.
A la mañana siguiente, Gari despierta y en vez de ver a su amante, ve en su lugar una nota, (como quisiera que este simple papel realmente lo reemplace), pensó Gari con la tristeza  posándose en su brazo, que le impedía poder agarrar la maldita nota.
Una vez retomado el valor, o por lo menos el control de su cuerpo, leyó la letra garabateada en la hoja: “Volveré a pasar más tiempo contigo hijo. Con amor…papá”.
Sus únicas compañeras de por vida: las lágrimas, volvían a brotar de sus ojos, para recordarle que su realidad era muy diferente a sus anhelos. Solo en ese cuarto, con la tragedia de su existencia clavándose en su pecho, se levantó, desayunó y fue a su casa,
Con el único objetivo de guardar la nota junto a otras veinte, con la misma letra, de la misma persona, que decían lo mismo; sabiendo que nunca se cumplirían.

….
_Solo confía en mí
_ ¿Cómo?
_Espérame  aquí ya vuelvo…
_¡¡Papá, por favor!!¡¡ No te vallas!!...



(Papá…te amo…)

                                                                                                          Autor: Jerez



2 comentarios:

  1. waaaaaaaaa!!! me encanta este relato!!!!!!...jejeje! ese final me mato...DRACO

    ResponderEliminar

Inicio